Cuando todo va muy bien. Morti



¿No les pasa que cuando todo va
muy bien, están esperando
a ver por donde va a venir la hosti4?

Siempre nos hacemos esa pregunta,
la felicidad es tan efímera así que procuremos
disfrutarla cuando llega porque suele durar
muy poco. La vida es tan extraña, los
momentos de felicidad tan cortos y
parece que las hosti4s son lo
que más recibimos de ella.
 Bueno, a base de recibirlas, aprendemos,
eso dicen pero POR FAVOR,
que nos de una tregua, ya nos duele
el cuerpo de tanto palo que nos llevamos.
Cálmateee vida, relax.
😂😂😂😂😂




 
                                                          

Frases juzgar y criticar. Morticia.



Ten cuidado con juzgarme porque
con la piedra que me tires hoy,
puede que te rompas
los dientes, mañana.

"Frases juzgar y criticar"

JUZGAR mis DEFECTOS no va 
a DISMINUIR los TUYOS.

Quien HABLA de la vida AJENA 
es porque NO tiene la SUYA LLENA.

A quienes te juzga es mejor 
IGNORARLOS y seguir con tu VIDA, 
antes de RESPONDER y 
caer en el mismo acto de MEDIOCRIDAD.




Las personas que más JUZGAN 
tu vida suelen ser 
las que más cosas tienen 
que CALLAR.


Quien te LASTIMA 
te hace más FUERTE. 
Quien te CRITICA 
te hace más IMPORTANTE. 
Quien te ENVIDIA 
te hace más GRANDE.












                                                                       

La Leyenda de la Verdad y La Mentira.


 

La leyenda de la verdad

y la mentira.


Hay leyendas que se alzan como hermosas 

 historias que ilustran la realidad 

 psicológica de nuestras vidas. 

 Esta que hoy os acercamos es una de ellas.

 “Cuenta la leyenda, que un día la verdad 

 y la mentira se cruzaron.


-Buen día 

-dijo la mentira.

-Buenos días 

-contestó la verdad.

 Hermoso día 

-dijo la mentira.

 Entonces la verdad se asomó 

 para ver si era cierto. Lo era.

-Hermoso día 

-dijo entonces la verdad.

-Aún más hermoso está el lago

-dijo la mentira.

 Entonces la verdad miró hacia el lago 

 y vio que la mentira decía la verdad 

 y asintió. Corrió la mentira hacia 

 el agua y dijo:

-El agua está aún más hermosa. Nademos.

 La verdad tocó el agua con sus dedos 

 y realmente estaba hermosa 

 y confió en la mentira. 

 Ambas se quitaron la ropa 

 y nadaron tranquilas. 

 Un rato después salió la mentira, 

 se vistió con las ropas 

 de la verdad y se fue.

 La verdad, incapaz de vestirse 

 con las ropas 

 de la mentira comenzó 

 a caminar y asintió. 

 Corrió la mentira hacia el agua y dijo:

-El agua está aún más hermosa. Nademos.

 La verdad tocó el agua con sus dedos 

 y realmente estaba hermosa 

 y confió en la mentira. 

 Ambas se quitaron la ropa 

 y nadaron tranquilas. 

 Un rato después salió la mentira, 

 se vistió con las ropas 

 de la verdad y se fue.

 La verdad, incapaz de vestirse 

 con las ropas 

 de la mentira comenzó a 

 caminar sin ropa 

 y todos se horrorizaban al verla. 

 Es así como aún hoy en día 

 la gente prefiere 

 aceptar la mentira disfrazada 

 de verdad 

 y no la verdad al desnudo.




 No solo mentimos, mentimos mucho.

 En temas importantes y en nimiedades. 

 Es más fácil hacerlo que dar explicaciones

 y lidiar con la crudeza de la verdad 

 al desnudo. 

 No tenemos una posición clara 

 respecto a la mentira 

 y la verdad porque no reflexionamos 

 sobre ello 

 de la manera adecuada y, 

 como consecuencia, 

 nos intoxicamos de pequeñas 

 y grandes mentiras 

 que entretejen una tela 

 de la que es difícil salir.

¿Por qué hacemos esto? 

Porque el beneficio psicosocial 

de la mentira suele ser 

más inmediato que el de la verdad. 

 También porque la verdad 

 no está exenta de riesgos;

 así, muchas veces, con objeto 

 de proteger nuestra 

 integridad o la ajena y/o 

 de sacar provecho, 

 tendemos a caer en la tentación: 

 valernos de la mentira.


 Pero no olvidemos que es 

 suficiente una mentira 

 para que la sospecha arroje 

 al cesto de la duda 

 a cientos de verdades, 

 haciendo que nos cuestionemos 

 incluso las las experiencias 

 que creíamos más francas.


Desconozco la autoría.

Créditos a quien corresponda.





                                                    

Tierra trágame. Miércoles.



Tierra trágame
y no me escupas
Total, ¿pa'qué?

Momentos de tu vida en el cuál
estás que ni fu ni fa, todo te da igual,
sufres una crisis existencial, 
te vienen recuerdos nada gratos,
no tienes ganas de nada, 
todo te es indiferente y solo
tienes ganas de desaparecer,
irte muy lejos y que nadie
sepas donde estás. Total,
las heridas no las curamos a solas,
sin que nada ni nadie te esté
interrumpiendo porque, la mayoría
de las veces, ni quieres charlas motivadoras,
que te anden molestando con preguntas
que no deseas responder y es porque
ni tú sabes las respuestas,
tan solo, estás pero no estás
y todo es un caos es tu vida.
Tenemos derecho a nuestro silencio,
nuestra soledad, nuestro encierro y 
esperar que todo pase. Quien lo quiera
entender, estupendo, quien no,
es su problema, ya bastante
tenemos con nuestros problemas
como para estar dando explicaciones
de algo que no queremos hacer.
Vivimos en nuestra burbuja
y no hay cabida para nadie, 
es nuestra y allí nos protegemos
hasta que decidimos explotarla
y salir nuevamente a lidiar con el mundo.


 
                                                 

Ni cuando tu misma te soportas.


                                                                         

Adaptables

Anuncios.

Anuncios adaptables

Mi círculo de amistades. Cuando te vuelves selectivo. Morticia.

  Mi círculo de amistades cada vez es más cerrado. La lealtad está muy cara. Todos tenemos cosas buenas y malas en esta vida, ninguno nos sa...