sábado, 19 de septiembre de 2020

Quisiera tener novio.



A veces quisiera tener novio,

luego recuerdo que tengo que

salir con él, escuchar sus estupideces,

ser amable, atenta, una dama.

Mejor ya no quiero nada.


Que pereza, te dan ganas, pero cuando

recuerdas todos los incovenientes que

eso conlleva, se evapora el ansia de

un plumazo, pones los pies en la tierra

y te dices... ¿aguantar, estar pendiente,

volver a confiar, tener tacto para no

herir su sensiblidad de bella florecita,

tragarte sus silencios, (se pasan el día

en las nubes), hablarle a un muro, 

tener paciencia con sus estupideces?

¡Ah no! que no, que no, que no, 

a veces no nos aguantamos ni nosotras

mismas, como para estar aguantando

niños grandotes inmaduros.

Quita, quita... menos mal que 

pronto se nos pasan las ganas. 😎😏











Y es por eso que se van a quedar
con las ganas de ir a mi boda.
Si quieren fiesta, la hacemos pero
sin pasar por esta agonía.
A desearle el mal a otros 😂😂😂😂










 

No hay comentarios :

Archivo del blog