lunes, 27 de julio de 2020

Gente que se averguenza de su cuerpo.


No se entiende el que la gente,
se sienta avergonzada de no
tener el cuerpo perfecto, 
ese cuerpo prototipo que 
tanto nos meten por los ojos
para estar acorde a una sociedad
tan superficial, en la que la 
que el 100% de las veces
nos atiborran con mensajes
tallas, pechos, estómagos,
piernas, nariz, labios y todo
el conjunto de nuestro ser
se empeñen en que solo eso es lo perfecto.
No señores, no solo basta eso
para ser feliz. El seguir modas absurdas
que la mayoría de las veces nos
empujan a los complejos, frustraciones,
baja autoestima, ansiedad, llegar
al límite y acabar en una tremenda
depresión por no poder cumplir
con esos cánones de belleza que
nos han impuesto. Cerebro, el cerebro
es lo más importante, si no lo pones
en funcionamiento, se atrofía,
no piensa, no inventa, no aporta grandes
ideas, no nos lleva a intentar
colocarlo a nuestro favor y así poder
intentar llevar una vida plena
y feliz sin importarnos lo más mínimo
el que dirán, pensarán o actuarán
contra nuestra persona.
Hay que tener criterio propio,
hay que buscar el lado positivo
incluso en las malas situaciones
en las que nos coloca la vida
y así poder salir airosamente
de ellas. Intente ponerlo en marcha,
seguro que se soprenderán de lo
que son capaces dejando a un lado
las cosas superficiales que no nos
benefician en muchos aspectos de la vida.

No hay comentarios :

Archivo del blog