Eres libre de opinar lo que quieras.






Eres libre de opinar lo que quieras
de la misma forma que soy libre
de mandarte al carajo.

Todos tenemos derecho a expresarnos
de la forma que queramos, a eso se
le llama, libertad de expresión.
Podemos opinar, decir, hablar, exponer
cualquier cosa en la que creamos
firmemente, de acuerdo a nuestras
ideas y pensamientos pero, no todo
el mundo estará de acuerdo, no todos
verán las cosas desde tu punto de vista
y menos aún, cuando se trata de cosas
personales de los demás. Una crítica,
despotricar, humillar, pisotear o 
hacer sentir mal a otra persona y
es ahí cuando ya se pasa del límite.
Entramos en un terreno bastante peligroso,
te puedes encontrar con un muro 
con el que te puedes estampar y darte
en las narices. Así que para evitar
cierto tipo de accidentes, sobre todo
verbales, mejor callados si no nos piden
opinión o nos metemos en lo que no
nos importa o nadie nos ha dado vela.

"Tu libertad termina donde comienza la mía"


Gracias por visitarnos y leernos.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adaptables

Anuncios.

Anuncios adaptables

El Santa de los adultos. El Karma. Morticia.

Pórtense bien, que el Santa de los adultos se llama Karma,  y ese nunca olvida los regalos. Recuerden que el Karma nunca jamás se olvida de ...