viernes, 4 de octubre de 2019

Hija/o en esta casa obedecerás las reglas.








Hija/o mia/o


Mientras vivas en esta casa, obedecerás las reglas, 
y sólo hasta que establezcas tu propio hogar podrás
hacer lo que tú quieras. En esta casa no vivimos 
en un régimen democrático, pues yo no hice campaña 
política para ser tu madre, ni tu votaste por mi.



Somos madre e hij@. Yo acepté este privilegio y 
esta enorme responsabilidad de por vida; 
al aceptarla también adquirí la obligación 
de actuar como tu madre, es decir, 
ser la persona que te cuida, te protege y te cuida.














Yo no soy tu “amiga”, es decir tu “compinche” 
pues, nuestras edades son diferentes, 
podemos compartir muchas cosas, pero eso no 
nos convierte en “camaradas”.
Somos amig@s a diferentes niveles; 
esto significa mil veces más que ser “aliados”.



Por eso harás en esta casa lo que yo decida y 
no deberás cuestionar mi autoridad para exigirlo… 
ya que todo lo hago inspirado en el enorme amor 
que te tengo.
Todo lo que te he dicho, te será muy difícil 
de comprender hasta tanto tú tengas un hijo; 
mientras tanto confía en quien te quiere más 
que ninguna otra persona en el mundo.



Tu Madre
















                                     

No hay comentarios :

Archivo del blog