Chistes presos. Morticia.




Chistes presos

Un condenado a muerte está pasando su última noche en capilla. Recibe la visita del alcaide, quien se pone a dialogar amablemente con él.
-Bueno, ya sabes que a los condenados a muert3 se les concede un último deseo. ¿Quieres alcohol? 
-No, gracias. 
-¿Cigarrillos quizá?. 
-Tampoco. 
-Bueno, di qué es lo que deseas. 
-Me gustaría aprender el chino por correspondencia.
😂😂😂😂😂




Van a ejecut4r a dos hombres condenados a muert3. 
 El capitán les pregunta:
-¿Algún último deseo?
 Y uno de ellos contesta:
-¡Sí! A mí me gustaría escuchar reguetón.
 El capitán contesta:
-De acuerdo y le dice al otro, ¿Y tú?
 A lo que este le contesta:
-Por favor, que me mat3n a mi primero para 
 no tener que escuchar las porquerías 
 de canciones que quiere oír.
😂😂😂😂😂







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adaptables

Anuncios.

Anuncios adaptables

El Santa de los adultos. El Karma. Morticia.

Pórtense bien, que el Santa de los adultos se llama Karma,  y ese nunca olvida los regalos. Recuerden que el Karma nunca jamás se olvida de ...