Chistes taxistas.




Chistes taxistas.

Una monja se sube a un taxi y el taxista no para de mirarla. 
 Entonces ella le pregunta porque me mira tanto:
-Tengo una pregunta pero no quiero ofenderla.
 Ella responde:
-Querido hijo, no puedes ofenderme. Cuando se llega a mi edad siendo
 monja ves y oyes de todo. Estoy segura que no hay nada que pudieras
 decir que me ofenda.
-Bueno, Siempre he tenido una fantasía que una monja hacia 
 el am*r conmigo.
-Bueno, veamos que podemos hacer con respecto a eso: 
 1-tienes que ser soltero y 
 2-debes ser Católico.
El taxista se emociona y dice:
-Si, soy soltero y también Católico.
-Bueno, doble en la próxima esquina a la derecha.
 El taxista dobla y la monja le concede el deseo. 
 Pero cuando se vuelven a subir al taxi el taxista 
 comienza a llorar.
-Hijo querido, ¿porqué lloras?
 Perdóneme hermana pero he pecado. Mentí, debo confesar, 
 soy casado y judío.
 La monja dice:
-Bueno no te preocupes, mi nombre es Carlos y estoy 
 yendo a una fiesta de disfraces.
😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂



Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta..
 El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios. .
 Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:.
-Mire amigo, jamás haga eso otra vez. Casi me muero del susto.
 El pasajero le pide disculpas y le dice:.
-No pensé que fuera a asustarse tanto si le tocaba el hombro.
 El taxista le dice:
-Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista.
-¿Y qué hacía antes?.
-Fui chófer de un coche funerario durante 30 años.

😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂




No hay comentarios:

Anuncios adaptables