jueves, 30 de abril de 2020

Nunca se vayan a dormir enfadados.




Nunca se vayan a dormir
enfadados, quédense despiertos
y planeen su venganza


Cuantas ideas se nos vienen a la cabeza
cuando intentamos conciliar el sueño,
te vienen mil y un pensamientos,
unos detrás de otros, ya sean buenos,
malos, numerosas preocupaciones,
problemas, algún echo acontecido
durante el día que no para de rondarnos
antes de conciliar el sueño pero,
sobre todo, damos muchas vueltas
al asunto cuando alguien nos ha herido
o ha actuado de manera incorrecta
hacía nuestra persona o contra alguien
a quien queremos mucho... es entonces
cuando planeas mil y una venganzas por la gran
rabia que se te ha acumulado ante tal echo.
No nos podemos quitar de la cabeza 
esos pensamientos tan retorcidos,
eso que le haríamos a esa persona
para que recibiera de su propia medicina.
Vueltas y más vueltas en tu mente hasta
que ya no puedes más y el sueño te vence.
Bueno, ya cuando despiertas, el problema
no parece tan grave y a otra cosa mariposa
a no ser que, seas un poco obsesivo,
psicópata, vengativo y no sepas
afrontar la situación con madurez
y hasta incluso con sentido del humor.
Si es así, mi consejo es...
Visita a un psicólogo,
estás mal, muy mal.

 


No hay comentarios :

Archivo del blog