La mujer que es segura de si misma. Morti.







La mujer que es segura de
si misma, no tiene miedo
de vivir sola, tiene miedo
de vivir mal acompañada.

Y llega un momento en el que
aprendes a ser feliz en soledad,
a valorarla, quererla y sentirte
plena y llena de alegría con ella.
La soledad no es mala compañía,
lo es, el echo de estar 
acompañada y sentirte sola,
vacía, sin motivación, apática
y sintiéndote como parte de
la decoración de tu casa.
También es triste negociar
tu felicidad y estar al lado
de alguien por dependencia emocional,
por no valorarte lo suficiente
y escoger la mala decisión de
una compañía que te hace
sentir invisible. No te aferres
nunca a nadie, no dependas
de nadie, no te arrimes a lo
que no te hace crecer como
persona porque llegará un momento
en que te perderás a ti misma
intentando algo que jamás
te llenará ni hará que seas feliz.
Eres demasiado valiosa como
para estar perdiendo tu tiempo
con una carga que no
podrás soportar. 







                                  

Adaptables

Anuncios.

Anuncios adaptables

La Autoestima. Morticia.

  Nunca dejes que otra persona te de la autoestima que tú no tienes. Jamás ponga tu felicidad, tus sueños, deseos, anhelos y triunfos en man...