Estoy crujiente. Humor





Me desperté, me levanté de la cama,
levanté los brazos, moví las rodillas,
giré el cuello...
Todo hizo crack...
Conclusión: no estoy vieja.
Estoy crujiente











Adaptables

Anuncios.

Anuncios adaptables

La Autoestima. Morticia.

  Nunca dejes que otra persona te de la autoestima que tú no tienes. Jamás ponga tu felicidad, tus sueños, deseos, anhelos y triunfos en man...