martes, 29 de agosto de 2017

Si amas a alguien, déjale ir.




Si amas a alguien, déjale ir,
si vuelve es que nadie quiso
a la porquería esa...
Luego te vas tú, que se jod*

La gente se piensa que puede ir
y volver cuando le da la gana.
Le dejas ir, por cualquier circunstancia,
sobre todo si es por otra persona
y cuando se dan cuenta que la cosa
no funciona, vueleven con el rabo
en medio de las patas.
Si, pasa, entra, estás en tu casa
pero espera ¡eh! que quien
ahora se larga, soy yo, bueno
eso mientras la casa no sea tuya,
en ese caso, que vaya a dormir
debajo de un puente y como decimos
en mi tierra, "donde usted pasó
el verano, ahora vaya y pase el invierno"
Pues eso, arreando que ya está tardando.





Te puede entrar hasta la risa
cuando estén discutiendo del problema
y tú, tipo así... jajajajaja



Y se acabó ese lado dulce que tanto
le mostrabas, esos perdones,
el aguantar, el estar soportando
situaciones insostenibles que
no te llevaban a ninguna parte.
Te tragas este lado y te empalagas
tú, todo para ti, que ya nadie
te lo termine robando.

Archivo del blog