Una persona amargada. Morti.

 


No es que sea una persona
amargada, sino que mientras
más edad y conocimiento
uno tiene, más cerrado
es su círculo y menos
amistades tiene.

Pero:

Nunca olvides a quien 
te tendió una mano
cuando más falta te hacía,

quien con su presencia 
te reconfortó 
en tus peores momentos,
quien te regaló un ratito 
de su tiempo para sentarse
a tu lado y decirte que todo 
iba a salir bien,
que lo malo no dura siempre 
y lo mejor está por venir.
Nunca olvides a 
esa maravillosa persona 
que hizo todo lo posible 
por ayudarte 
a salir a flote y
ten en cuenta que encontrar 
a gente así es
un regalo que te da la vida 
para olvidar a
esa otra gente que 
te empujó al abismo.
Esas personas son 
las que si valen la pena
conservar a tu lado.

Texto: Juany Melián.
💜💜💜💜💜


                                                                         

Adaptables

Anuncios.

Anuncios adaptables

Mi círculo de amistades. Cuando te vuelves selectivo. Morticia.

  Mi círculo de amistades cada vez es más cerrado. La lealtad está muy cara. Todos tenemos cosas buenas y malas en esta vida, ninguno nos sa...