sábado, 20 de mayo de 2017

Nunca me olvido de la gente buena.


 


Nunca me olvido de la gente

que ha sido buena conmigo y

de los cabron*s menos.












La parte más dura de mi trabajo

es ser amable con gente estúpid*.










Si no me agradas, para mi no existes.













Archivo del blog