Todas somos eternamente jóvenes. Morti.

 


Todas somos eternamente jóvenes
hasta que nos encontramos
al niño que nos dice:
"Disculpe, Señora"
😐😐😐😐😐

Una pensando que los años no pasan
y llega el nene a llamarnos Señora.
¡Qué mal sienta! y es ahí
cuando te das cuenta que
pasan los años, volando,
visto y no visto.
Y no solo pasa con los niños,
los adolescentes, treinteañeros
y hasta los de nuestra propia edad.
¡Ayyy! que mal nos sienta,
pensamos que seguimos
con nuestra eterna juventud
y cuando llegas a tu casa, 
lo primero que haces es mirarte
al espejo a ver si es cierto
que tienes cara de "Señora"
y, efectivamente, los años no 
perdonan a nadie.
Veamos el lado positivo,
también te das cuenta que
todavía existen niños y 
jóvenes que te tratan con 
educación, no está
todo perdido.
😊😊😊😊😊


                                                      

Adaptables

Anuncios.

Anuncios adaptables

La Autoestima. Morticia.

  Nunca dejes que otra persona te de la autoestima que tú no tienes. Jamás ponga tu felicidad, tus sueños, deseos, anhelos y triunfos en man...