Señor, Dale Paciencia. La envidia. Miércoles.

 


¡Señor! Dale paciencia a la gente envidiosa,

 que no me tolera porque yo, no pienso cambiar.



¡Pero, que cochina es la envidia! 

Vamos a ver, para no tener que envidiar a nadie, enfóquese en usted mismo, luche, saque lo mejor que haya en usted, no critique los logros ajenos, puede conseguir los suyos propios. Emplee ese tiempo en corregir lo que no le gusta de si mismo y verá como todo le irá de maravilla, dejará de sufrir, dejará de auto compadecerse, dejará de ser infeliz.

Envidiando al prójimo no conseguirá nada bueno, porque siempre tendrá su mente ocupada en lo que tienen los demás y no en conseguir lo que realmente quiere. Así que, a ponerse las pilas, quizás le cueste pero, no es imposible. Estar pendiente de la vida ajena, tiene que ser agotador.

😉😉😉😉😉😉😉😉😉😉


Visita en Facebook. Pinchando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adaptables

Anuncios.

Anuncios adaptables

Mi círculo de amistades. Cuando te vuelves selectivo. Morticia.

  Mi círculo de amistades cada vez es más cerrado. La lealtad está muy cara. Todos tenemos cosas buenas y malas en esta vida, ninguno nos sa...